Vivencias de un Compromiso con Dios

No soy aire, tierra, lago, piedra

Ser humano soy, Templo de Dios.

No soy agua, fuego, monte, trueno

Ser humano soy, Templo de Dios.

Cuerpo, mente y alma si,

ante todo Espíritu Soy, Templo de Dios.

Soy sombra, Luz, Espíritu de Fuego,

Soy cuerpo un vaso puro y sacro.

Espíritu es en el hombre

Su sentido y su razón.

Soy hija de Dios, mi Padre

El me llama con Amor.

En el camino de Cristo está la liberación.

Y la Madre me transforma y me lleva a Resurrección.

Mi Fe y conciencia me exigen un “Compromiso con Dios”.

 Hna. Angélica

Consagrada bajo Sacramento

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Sembrar, sembrar y sembrar

Quiero compartir la fuerza que vive en mi Espíritu al sembrar, al entregar Compromiso con Dios. Las claridades de este maravilloso documento que verdaderamente remece al creyente y lo desarma ante lo que creían, hasta ahora.

Esta misión de sembrar como Emisario de Cristo, sentir como la Madre con su Poder y Sabiduría apoya nuestra labor de siembra, de sentirse acompañada, apoyada por el Reino en esta misión me remece y ha movido mi ser para alzar la Voz, con espíritu y desde el espíritu con el Cristo Vivo en mí.

Hoy he aprendido a conocer las formas de cómo habla Dios; no lo puedo explicar con palabras, sólo puedo expresar un gozo en el ser, una fuerza, una alegría y Fe en hacer y sembrar para el Reino.

Un llamado a remecer y abrir conciencias es lo que debemos hacer para Nuestro Padre Amado, el Cristo Vivo Dios nuestro y la Madre Sabiduría Eterna.

Hna. Jacqueline

Consagrada Bajo Sacramentos

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Testimonio de Pertenencia

Entregar “Un compromiso con Dios” ha sido vivirme la certeza de mi Pertenencia, de que pertenezco a la Casa de JesúsCristo y por tanto a un Orden que no es de este mundo. Me he vivido lo Sagrado y Eterno de este Pacto que se Sella en el Bautismo.

He podido sentir al Reino en mí y tras de mí, respaldando el Testimonio que entrego en su nombre.

Me he vivido el Servir al Reino, el sembrar en muchos, el hacer aquello que vine a hacer a esta tierra… estar al servicio del Plan de Dios.

Hoy me vive la fuerza de mi espíritu en la tarea encomendada por JesúsCristo, Su llamado a sembrar pues hay muchos que claman por Él y lo anhelan en sus vidas.

He podido percibir cómo Cristo cuan Dios Vivo establece Su Orden en esta Tierra para llamar y reunir a los Suyos.

Me nace una fuerza interior que me mueve a ser coherente, a dar testimonio con mi actuar y a transmitir la PAZ que entrega el espíritu.

… Sirviendo al Reino en obediencia al Dios a quien sirvo, al Cristo VIVO.

Hna. Marcela

Consagrada bajo Sacramento

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Salvación y Resurrección

El sentido realmente importante y trascedente en estos días en que el mundo celebra la “Semana Santa” no tiene que ver con la muerte sino sino que tiene relación con la liberación que ejerció JesúsCristo los tres días luego de la muerte física de Jesús, el hombre.

Cristo cuan Dios, encarna, se hace hombre. En la muerte de la carne (Jesús), Cristo Dios desciende a los abismos y arrebata las llaves de la muerte a Lucifer; abre Los Cielos, despierta a los Santos que estaban “en espera” y los eleva al Reino de Los Cielos, cierra  la Ley de Los Abismos y cesa la reencarnación como ley; libera nuestro espíritu que yacía encarcelado en el ser, producto de la Caída de nuestros Padres Adámicos.

Cristo ejecuta la Salvación en Los Tres Días de Victoria: vence a la muerte. La salvación nada tiene que ver con la  cruz, la sangre y el sufrimiento que tanto se nos ha enseñado desde la cultura religiosa… La Salvación NO subyace en la cruz: el Cristo Dios es Dios desde siempre; derrotó al Demonio, abrió el Plan de Inmortalidad, instaurando la Ley de Resurrección.

Debemos hacernos concientes de que la Resurrección cuan Ley Sagrada para toda la humanidad es una Gracia de Cristo; desde su Venida, la muerte es el fin de una etapa de vida y la continuación de otra: de cuerpo carnal a cuerpo espiritual.

Por tanto, lo que ha de vivirnos en estos días es el gozo espiritual de que nos rige esta Ley de Resurrección y por tanto el tener la posibilidad de trascender la muerte física y tener una Vida Eterna… Con esta mirada espiritual, podremos CELEBRAR LA VIDA y no la muerte, ya que si nos conectamos con el dolor y el sufrimiento por la muerte de Jesús -el hombre- seguimos ciegos ante el portento de la Victoria de Cristo, el Dios VIVO y Eterno.

Esta conciencia nos debe instar a un dialogo profundo día a día con nuestro Dios para que en humildad y fe alcancemos la Verdad que nos hará libres… nada de lo de Dios está en el mundo, todo está dentro nuestro; oremos y meditemos constantemente para establecer esa relación personal con Él. Cristo Dios está VIVO, tiene Voz, Orden y Voluntad. Y nos llama a fundirnos con Él en nuestro Espíritu, la única verdad que nos hará libres de tanta costumbre, cultura y tradición que el mundo impulsa para alejarnos de ÉL.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

UN COMPROMISO CON DIOS

 Tres leyes naturales, tres Yo… un Gobierno

Muchos suelen ser los centros de atención en el Ser Humano: el dinero, una profesión, las relaciones afectivas, una casa, ideas e ideales personales y sociales, etc. Sin embargo solamente tres son los reales desafíos inevitables que enfrenta inexorablemente el Hombre: la enfermedad; la vejez; y la muerte.
 
Riquezas, logros, seguridad son ínfimas ante el avasallamiento constante, gradual, irremediable de la enfermedad, la vejez y la muerte.
 
El Hombre lucha por alcanzar el dominio de su salud y la derrota de la enfermedad; pero esa buena tentativa de la ciencia humana se ha topado con un muro siempre en movimiento que puede ser reparado y sanado en uno de sus flancos, mas de inmediato se abren o nuevos males, o viejas pestes resurgen con nuevos bríos.
 
El egoísmo del Hombre de este Mundo ha sabido explotar el sufrimiento y esclavitud de la gente, y sobre esta ley de la naturaleza que nos recuerda que somos pasajeros, mortales y débiles, ellos, los sátrapas, han alzado el gran negocio de los medicamentos, de los laboratorios y de la manipulación de las enfermedades, amén de un sistema de salud bajo el dominio y predominancia del mercado… como si los Hombres fuésemos mercancía, y la enfermedad un producto.
 
Aún así, la enfermedad es ley imperturbable de la condición humana.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El mundo y los tiempos de tribulación

 

Como humanidad nos vivimos tiempos de tribulación, tiempos definitorios en que como seres humanos estamos siendo remecidos por Nuestro Dios Eterno JesúsCristo para retornar a nuestro origen, a lo que somos verdaderamente, a ser lo que somos en el espíritu; allí es que somos perfectos y nos vivimos a Cristo en nuestras vidas.  Sin duda que cada remecimiento que se está dando a todo nivel (en la naturaleza, en lo valórico, en lo social, en lo climático, entre otros) es una señal de que estamos enfrentados a un cambio como sociedad, que se está preparando la Segunda Venida de Cristo cuan Dios que viene a este mundo a transformarnos y transformarlo todo. Este sistema de mundo y todas sus estructuras están cayendo y eso es evidente a los ojos de quienes quieran ver…

Con los avances tecnológicos en el área de las comunicaciones todos hoy podemos observar, escuchar lo que acontece en el planeta, en el mundo, en el país, todo es inmediato; vemos además que los tiempos van más rápido, que se han manifestado cambios en el clima, en el sol con sus explosiones solares, hay terremotos, tsunamis, todo está convulsionado, alterado, no hay orden, todo está revolucionado; el ser humano está más agresivo, irritable, cansado.

¿Cuál ha de ser la causa por la cual nos negamos a ver, a aceptar lo que está de frente a nuestros ojos? ¿Por qué nos negamos a asumir que algo está pasando? Nos negamos a indagar quizás por temor, por cultura o por tradición, esperando que venga otro ser humano para que nos diga su verdad y su claridad. Como seres humanos tenemos la tendencia a actuar como ovejas que se conforman con el alimento que otros decidan que debemos recibir.

¿Cuál debiera ser en cada uno de nosotros la vía para comprender y llegar a la profundidad  de estos sucesos que hoy acontecen?

Al finalizar este año y evaluarlo podemos darnos cuenta que como país este año 2010 nos vivimos muchas cosas: terremoto y tsunami, accidente de los mineros, muerte masiva en una cárcel, entre otros, lo cual sin duda da cuenta de estos tiempos de tribulación. Ante estos hechos es posible darle dos lecturas. Por una parte, desde la visión del hombre común, apreciarlos como un castigo de Dios o sólo verlos como eventos y hechos aislados de la naturaleza, argumentando que estos sucesos siempre han ocurrido, que es más de lo mismo, dejando “atrás” las situaciones vividas y concluir que todo se supera con un nuevo año, con la ilusión que el próximo será mejor.

O, por otra parte, desde una mirada espiritual, comprender que a través de todo estos remecimientos que nos hemos vivido como país el Reino nos enseña a prepararnos y unirnos a la Luz y enfrentar los tiempos de tribulación que se viven y que serán más potentes en los próximos años.

La vivencia y claridad de un Ser de fe es que esto no se detendrá en razón a los cambios y transformaciones que están sucediendo a nivel macro entre dos fuerzas Luz y tinieblas y que esto irá en aumento; sólo de la Mano del Cristo es que podremos tener su protección y enfrentar estos tiempos con la PAZ que sólo Él entrega. La Fe se potencia con el poder de la Oración, diálogo con el Dios Vivo, que no requiere de pequeños dioses para manifestarse, enviando en todo tiempo señales simples al hombre para que este se tome de su bendita GRACIA que es Él.

Aquél que es atento, inquieto y que toma un poder que nuestro Dios JesúsCristo nos dejó como la Oración,  el diálogo, verá abrirse lo Superior para tener la claridad  espiritual de lo que hoy acontece. Una energía y fuerza Superior que se expresa ante el humilde, ante el ser de Fe.

Porque muchos dirán se acerca el  fin del mundo, pero quienes nos hemos Consagrado al Dios Vivo sabemos que el mundo no terminara, será transformado, y los seres que por opción opten por el Dios de la Luz, y sean sellados serán preparados, transformados para lo NUEVO en El, verán y estarán en el Nuevo Mundo, la  Nueva generación que vivirá en el Gran Milenio de Paz, y este se abrirá con la Gran venida de nuestro Señor JesúsCristo.

Esta generación  que mide Dios desde lo espiritual, así como se encuentra  no podría ser parte de la Nueva, por lo tanto todo lo que no es de Dios caerá y quien no opte quedara al medio o será tomado por el gran mentiroso Lucifer para ser engañado  por los muchos profetas y representantes de dios que al final no sirven al Dios que Es, sino al dios de este sistema.

Esto no es una ilusión, una verdad humana, es Verdad de Dios que se puede alcanzar en la vivencia profunda de lo único verdadero que nos vive, el Espíritu.

Todo lo que viene aconteciendo en los últimos años tiene que ver con un Plan del Reino, con  hechos  manifiestos de Luz y Tinieblas, con una verdadera revolución que no depende de los hombres; lo único que el hombre puede hacer es prepararse y despertar la chispa divina que le vive y que hoy en muchos está encarcelada; esa chispa divina es EL ESPIRITU, ese espíritu que una vez despierto, activo, liberado  es templo del DIOS VIVO.

“Yo Soy la Verdad y la Vida, quien vive en mí no morirá jamás” (JesúsCristo)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tiempo de remecimiento

Este Año 2010 fue un año como Consagrada Bajo Sacramentos de grandes enseñanzas del Reino a través de la madre Espíritu Santo; fue la comprobación tangible de su presencia y la gran contradicción de ser Espíritus y Alma en pugna; el espíritu, nos guía en lo suave y simple del Reino, y el alma, por su parte, lucha por prevalecer y no perder su plenitud de gobierno, especialmente en las formas del ego y de la tan arraigada costumbre y cultura que  tanto pesa en nuestra condición humana.

No obstante, la vivencia y cercanía del Reino ha sido en mí, así como la presencia del Cristo Vivo, tanto en los remecimientos ante la porfía en lo individual, como en los remecimientos en lo externo como humanidad; en este sentido, se nos fue mostrando tremendos cambios en el planeta, como  también en lo más cercano, en nuestro país. Todo lo avisado se ha ido cumpliendo y nos ha entregado un rol de testigos de la decadencia y término de un tiempo. No se trata de un término del mundo como muchos avecinan, sino de una transformación a nivel profundo. Hay una lucha de dos fuerzas: Luz y Tinieblas; la Luz que avanza en el sentido del Bien y el Mal que refina sus armas. Todo ha estado en movimiento, todo lo que no es de Cristo poco a poco va cayendo.

Durante el transcurso de este año he ido aprendiendo a percibir las formas de Cristo, su corrección y ORDEN en sus hijos Consagrados. En este tiempo estoy aprendiendo a luchar, entregando los obstáculos con VERDAD, para ir  en pos del sello de fe, la vía del Fuego que va haciendo concreta la libertad de lo Superior.

Los últimos años y en particular este año 2010, ante la cercanía del tiempo más álgido de la tribulación y en el que Cristo nos llama a prepararnos, todo en lo interno y en lo externo va moviéndose de una manera misteriosa, siempre en el sentido del cambio, de la transformación; los días, los meses son objetivamente  más cortos, todo va pasando rápidamente, sin tiempo para detención en lo pequeño y nimio de lo que nos vive y rodea; todo lo cual hace un par de años atrás no era tan perceptible como hoy.

Todo está estremecido, en un sentido de avance, de libertad y de mayor conciencia ante lo Nuevo que viene. Hoy es posible percibir las energías que mueven este mundo y la Luz de Dios; todo está ante nuestros ojos para tomar conciencia y optar sin dilación, ya que, quien no toma decisiones en el sentido del bien, allí quedara esperando lo que no llegará, porque solo ocurrirá lo que va en concordancia con la Generación y tiempo que vivimos y eso no depende de nuestro control, o si entendemos o no sino que todo avanza. La enseñanza para avanzar seguros en el sentido de lo que somos es de la mano de Cristo, no queriendo nunca avanzar desde nuestra Alma que siempre nos llevara al abismo.

Cierro este año remecida, aprendiendo de mis errores, y dispuesta a avanzar en el sentido de lo simple que vive en mí y que es del Reino. Agradecida  por la infinita Misericordia de nuestro DIOS, que siempre nos levanta y nos alza desde lo que es nuestro piso, como hijos sellados en la carne por presencia y PODER de la Madre y en nuestra Pertenencia a una Casa que es ORDEN y a un Dios que es VERDAD Y VICTORIA. Hoy me vive la certeza que las formas del alma oscura siempre serán la vía al abismo, solamente la obediencia y la entrega en humildad a NUESTRO DIOS Eterno, es el único camino que vinimos a transitar… la VERDAD y la VIDA yace en nuestros ESPIRITUS.

Hna. Jacqueline

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario