Salvación y Resurrección

El sentido realmente importante y trascedente en estos días en que el mundo celebra la “Semana Santa” no tiene que ver con la muerte sino sino que tiene relación con la liberación que ejerció JesúsCristo los tres días luego de la muerte física de Jesús, el hombre.

Cristo cuan Dios, encarna, se hace hombre. En la muerte de la carne (Jesús), Cristo Dios desciende a los abismos y arrebata las llaves de la muerte a Lucifer; abre Los Cielos, despierta a los Santos que estaban “en espera” y los eleva al Reino de Los Cielos, cierra  la Ley de Los Abismos y cesa la reencarnación como ley; libera nuestro espíritu que yacía encarcelado en el ser, producto de la Caída de nuestros Padres Adámicos.

Cristo ejecuta la Salvación en Los Tres Días de Victoria: vence a la muerte. La salvación nada tiene que ver con la  cruz, la sangre y el sufrimiento que tanto se nos ha enseñado desde la cultura religiosa… La Salvación NO subyace en la cruz: el Cristo Dios es Dios desde siempre; derrotó al Demonio, abrió el Plan de Inmortalidad, instaurando la Ley de Resurrección.

Debemos hacernos concientes de que la Resurrección cuan Ley Sagrada para toda la humanidad es una Gracia de Cristo; desde su Venida, la muerte es el fin de una etapa de vida y la continuación de otra: de cuerpo carnal a cuerpo espiritual.

Por tanto, lo que ha de vivirnos en estos días es el gozo espiritual de que nos rige esta Ley de Resurrección y por tanto el tener la posibilidad de trascender la muerte física y tener una Vida Eterna… Con esta mirada espiritual, podremos CELEBRAR LA VIDA y no la muerte, ya que si nos conectamos con el dolor y el sufrimiento por la muerte de Jesús -el hombre- seguimos ciegos ante el portento de la Victoria de Cristo, el Dios VIVO y Eterno.

Esta conciencia nos debe instar a un dialogo profundo día a día con nuestro Dios para que en humildad y fe alcancemos la Verdad que nos hará libres… nada de lo de Dios está en el mundo, todo está dentro nuestro; oremos y meditemos constantemente para establecer esa relación personal con Él. Cristo Dios está VIVO, tiene Voz, Orden y Voluntad. Y nos llama a fundirnos con Él en nuestro Espíritu, la única verdad que nos hará libres de tanta costumbre, cultura y tradición que el mundo impulsa para alejarnos de ÉL.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s